Empleado de Banamex Robando

México.- En apenas 10 minutos, sin armas y sin violencia, Fernando Iván Trejo cometió el mayor robo a instituciones bancarias que las autoridades capitalinas tengan reivangistrado este año: el hombre escondió dentro del overol que llevaba puesto decenas de fajos de billetes hasta que salió caminando con ocho millones de pesos en su cuerpo.

El gusto; sin embargo, le duró sólo un mes. Al buscar a su familia en Querétaro para iniciar las fiestas navideñas, fue detenido por la Procuraduría capitalina.

Trejo Santos era empleado de Banamex desde hace siete años. Laboraba como supervisor en el Centro de Proceso y Administración de Efectivo, un lugar en la colonia Obrera desde el cual se reparte el dinero a todos los Banamex del DF.

Por las manos de este hombre pasaban a diario hasta 80 millones de pesos. Fue así que a mediados de noviembre pasado decidió cometer el robo. Y el día 25 ejecutó su plan.

A las 14:45 horas de aquel viernes, les dijo a sus subordinados que podían irse temprano.

Entonces, cuando ya estaba solo, tomó uno de los anaqueles cargados con fajos de billetes de 500 y mil pesos.

Se colocó en un cubículo, y ahí, frente a una cámara de seguridad que captó cada movimiento, Trejo Santos guardó dentro de su overol el efectivo.

El video —en poder de La Razón— registró todo el atraco. Cada fajo lo acomodó en un lugar diferente. En las piernas, la cintura, el estómago, el pecho… todo lo hizo durante 10 minutos sin inmutarse.

En al menos dos ocasiones volteó a ver la cámara, pero no se detuvo.

Así, tras guardarse los ocho millones, cerró el anaquel y salió de ahí, sin que los empleados de seguridad notaran lo sucedido. Dijo que iría a comer y volvería después.

Pero ya no regresó. Cerca de las 18:00 horas, al notar que Trejo Santos no volvía, los guardias revisaron los videos, y descubrieron lo que sucedió. Federico Cigarroa apoderado legal del banco inició la denuncia por el robo. Y la Procuraduría capitalina abrió el expediente FCH/CUH-8/T2/04154/11-11.

Durante días la Procuraduría buscó sin éxito a Trejo Santos. Fue a su casa, a la de sus papás, y a Querétaro donde sólo hallaron a su pareja sentimental y a su hijo. Pero él no estaba.

Sin embargo, la semana pasada cometió un error. Regresó a Querétaro pues pensó que, como ya habían ido a buscarlo ahí, ya estaba seguro. Volvió para iniciar las fiestas navideñas.

Pero ahí la Policía lo esperaba ya para capturarlo. El viernes fue detenido. Tenía aún cinco millones y medio de esos que se llevó en el cuerpo.

Prófugo por un mes

Tras casi un mes de búsqueda, la Procuraduría capitalina y las autoridades de Querétaro localizaron en aquel estado a

Fernando Iván Trejo Santos, el empleado bancario que robó ocho millones de pesos, en decenas de fajos de billetes que guardó dentro de su ropa.

Durante el tiempo en que estuvo prófugo, se dedicó a viajar por distintos estados de la República, se compró ropa, algunos aparatos y joyas.

El viernes cuando regresó a Querétaro para iniciar los festejos navideños, la policía lo encontró. Y este fin de semana, la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Desconcentradas lo envió al Reclusorio Norte acusado del delito de robo.

5 MILLONES Y medio de pesos es la cantidad que aún conservaba de lo robó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s