Citigroup, Banamex, Roberto Hernández y Pedro Aspe… ¿dueños de Oceanografía?

Sabiendo el negro historial de la empresa y reputación de Oceanografía, cómo es posible que Banamex (Citigroup) le hubiese prestado tan jugosas cantidades de dinero sin haber efectuado algún tipo de investigación a fondo y desatender las posibles garantías que otorgaría la empresa.

De acuerdo a un estudio reciente, Petróleos Mexicanos es una de las primeras empresas petroleras con mayor rentabilidad a nivel mundial y por supuesto la mayor empresa en nuestro país, sin embargo,  pese a que tiene ingresos exorbitantes es bien sabido que a lo largo de su historia se le ha exprimido o saqueado a niveles famélicos, en este mismo sentido, los gastos que debe desembolsar Pemexanualmente por concepto de operatividad representan miles de millones de dólares, lo que genera una gran área de oportunidad para los proveedores de bienes y servicios de la industria petrolera.

En varias ocasiones se ha dado a conocer y se ha documentado que de los ingresos que la petrolera obtiene, el gobierno Federal se encarga de quitarle por concepto de impuestos un alto porcentaje, se desvía dinero hacia el sindicato -el cual nunca ha sido transparentado-, está invadida por altos índices de corrupción en todos sus niveles, existen licitaciones amañadas, tráfico de influencias y contratos a modo, todo lo cual no pudiera ser posible sin el conocimiento y  la complicidad de los altos mandos de la paraestatal con la iniciativa privada.

Durante las administraciones panistas de Vicente Fox y de Felipe Calderón, varios medios de información nacional dieron a conocer la red de complicidad y corrupción que imperaba hacia el interior de Pemex, la cual era auspiciada por el priista José Francisco Gil Díaz, quien fungió como Secretario de Hacienda y operada por su pupilo Juan José Suárez Coppel, quien primeramente se desempeñó como Director Corporativo de Finanzas y posteriormente como Director General de Pemex con Calderón, siempre todo tolerado por cada uno de los presidentes en turno, ya que no es admisible que ninguno de ellos, no supiera sobre los malos manejos que se daban en la paraestatal.

No obstante, de todas las decenas o centenas de casos de corrupción que existen y se han documentado al interior de Pemex (los grandes negocios se hacen en Pemex Exploración y Producción), en los últimos días únicamente se ha hablado del “problema entre particulares” de Oceanografía y Banamex.

En el año 2000, a un paso de que Amado Yáñez dueño de Oceanografía declarara en quiebra, súbitamente al iniciar la administración foxista, la empresa empezó a obtener magnos contratos y por ende, grandes cantidades de dinero, todo gracias a que los vástagos de Marta María Sahagún de Fox, Manuel y Jorge Alberto Bribiesca intercedían por la empresa petrolera para hacer negocios y explotar la mina del llamado oro negro que representa Pemex, para lo cual, aprovecharon sus fuertes vínculos con la pareja presidencial.  Extraoficialmente se dice que durante el sexenio de Fox y posteriormente con Calderón (2000-2013), Oceanografía obtuvo alrededor de 160 contratos y beneficios por más de 31 mil millones de pesos.

Sabiendo el negro historial de la empresa y reputación de Oceanografía, cómo es posible que Banamex (Citigroup) le hubiese prestado tan jugosas cantidades de dinero sin haber efectuado algún tipo de investigación a fondo y desatender las posibles garantías que otorgaría la empresa.  Los datos son los siguientes para que usted determine el acontecer de lo que hoy vemos y escuchamos:

Entre los trabajados de Jose Francisco Gil Díaz, destaca el haber sido Subsecretario de Ingresos mientras la titularidad la tenía Pedro Aspe Armella, ambos en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el sexenio de Carlos Salinas; posteriormente, ha trabajado durante muchos años para Roberto Hernández Ramírez -dueño de Banamex-, fue miembro del Consejo de Administración Banamex-Accival, posteriormente fungió como Director General de Avantel -de la cual era dueño Banamex-.

En el año 2000 gracias a la amistad y a las prebendas que concedió Vicente Fox a Roberto Hernández Ramírez es que José Francisco Gil Díaz es impuesto Secretaría de Hacienda por parte del segundo y por el vínculo de los Bribiesca Sahagún con Oceanografía, es posible que Banamex otorgue sin ningún empacho créditos a manos llenas a la empresa petrolera, todo es un círculo de nepotismo y corrupción.

Según reportes de Banamex, hasta el cierre del año pasado, el banco tenía una exposición a la firma de servicios petroleros por unos 7,600 millones de pesos a través de un programa de descuento de cuentas por cobrar con Pemex y créditos.

Pese a la gran deuda de Oceanografía con Banamex (Citigroup), al día de hoy la empresa petrolera cuenta con 19 contratos vigentes con Pemex los cuales involucran recursos superiores a los 7,900 millones de pesos, además, entre diciembre de 2013 y enero del presente año en el gobierno de Enrique Peña Nieto, Pemex falló a favor de Petrodata Services, empresa que está vinculada con Oceanografía y a la cual le otorgó un par de contratos, los cuales suman alrededor de 1,350 millones de pesos.

Hace cerca de un año corre el rumor de que Pedro Aspe Armella planea o representa grandes intereses para desarrollar un gran negocio en materia energética, en concreto con el petróleo, asimismo, se ha comentado que para poder darle rienda a esto, él fue el cerebro o el actor intelectual detrás de la reforma energética y fiscal.

Desde hace muchos años Pedro Aspe y Roberto Hernández Ramírez se conocen, han compartido asientos en diferentes Consejos de Administración de diferentes empresas, tienen amigos en común y pareciera que han aprovechado la coyuntura del endeudamiento que tiene Oceanografía con Banamex.

¿Por qué las autoridades no han atendido todos los casos de corrupción y fraude que se han dado a conocer en contra de Pemex y del erario?  ¿Qué es lo que hay de fondo?  ¿Banamex (Citigroup) está interesado en expandir sus horizontes y entrar al mercado petrolero?  ¿Pedro Aspe Armella y las empresas que representa está tomando ventaja de sus amistades para hacerse de Oceanografía, ya que la empresa cuenta con infraestructura y presencia en el mercado?

Todo parece indicar que lo que se pretende es reventar a la empresa y hacerse de ella o venderla al mejor postor (a modo), con ello, pareciera que Pedro Aspe Armella podrá desarrollar el gran emporio que en materia energética tiene planeado, lo cual hará posible con la ayuda de Banamex (Citigroup), el consentimiento de Enrique Peña Nieto y con el apoyo de Luis Videgaray y Emilio Lozoya, ambos cercanos al ex titular de Hacienda con Carlos Salinas de Gortari.

CAMILO CISNEROS @CBellator mié 12 mar 2014 13:10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s