Director General Banamex Involucrado Oceanografia

oceanograficaImpunidad presidencial, detrás de los fraudes de Oceanografía

A pesar de que las autoridades federales conocían su sistemático comportamiento delictivo, que incluía el uso de facturas apócrifas para conseguir créditos bancarios, Oceanografía tuvo total impunidad en el panismo. Sus “cabilderos” pertenecieron siempre al primer círculo de la Presidencia de la República: Marta Sahagún, Manuel y Jorge Bribiesca, Guillermo Sahagún, Felipe Calderón, César Nava y el fallecido Juan Camilo Mouriño. Los casos de Bancomext, Banco Interacciones y Banamex son una muestra de los fraudes financieros cometidos por la compañía de Amado Yáñez Osuna. En el último caso, las complicidades podrían alcanzar las relaciones del CEO?de Banamex y pariente del expresidente Calderón, Javier Arrigunaga, por su relación con Martín Díaz Álvarez, director financiero de la empresa y sobrino del exsecretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz

| 10 de marzo de 2014

+
JPEG - 32.8 KB

Las redes criminales que investigan las autoridades de México y de Estados Unidos en el caso de Oceanografía, SA de CV, han tocado al primer círculo de la Presidencia de la República en los sexenios panistas. Desde 2001, los dueños de la compañía naviera –encabezados por Amado Yáñez Osuna y Martín Díaz Álvarez– establecieron relaciones “comerciales” con Marta Sahagún, Manuel y Jorge Bribiesca, Guillermo Sahagún, Felipe Calderón, César Nava y el fallecido exsecretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño.

Entre las líneas de investigación también destaca el vínculo del exdirector financiero de Oceanografía y presidente de Caja Libertad, Martín Díaz con el director de Banamex, Javier Arrigunaga Gómez del Campo, exdirector del Fondo Bancario de Protección al Ahorro, primo hermano de Margarita Zavala Gómez del Campo, esposa del expresidente Calderón, y muy cercano colaborador de Francisco Gil Díaz.

Según las indagatorias que se practican, el accionista de Oceanografía actualmente investigado por lavado de dinero y fraude financiero, fue el encargado de reestructurar las deudas de la contratista de Petróleos Mexicanos (Pemex). En ese tenor, tuvo la encomienda de gestionar los créditos con Banamex.

Así, las operaciones que derivaron en los créditos a favor de Oceanografía por 585 millones de dólares –de los cuales se habrían defraudado 360 millones a la institución financiera por el uso de facturas apócrifas y la insolvencia de la compañía– se habrían negociado con el directivo de la filial de Citigroup en México, Javier Arrigunaga.

En estas operaciones sobresalen dos datos: el primero es la relación familiar de Martín Díaz Álvarez con el exsecretario de Hacienda y Crédito Público, Francisco Gil Díaz; el segundo es el nexo de este último con Javier Arrigunaga. Y es que en sus años de subsecretario de Ingresos, Gil Díaz habría establecido una muy cercana cooperación con el entonces director del Fobaproa.

A las autoridades no se les escapa el hecho de que, como secretario de Hacienda, Gil Díaz autorizó en 2002 la venta de Banamex a Citibank a través de la Bolsa Mexicana de Valores, lo que costó al erario 35 mil millones de pesos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s