La multa a Banamex iría a última instancia de la CNBV

En entrevista con El Economista, el supervisor del sistema financiero reveló que, de ser el caso, faltaría someter la infracción a la Junta de Gobierno de la CNBV, proceso que aplica para aquellos montos que rebasan los 6.5 mdp.

jaime-gonzalez-aguade-

En el fraude de Oceanografía no hay ni habrá carpetazo, por el contrario, se avanza en el proceso de sanción a Banamex y en este momento la institución se encuentra en su derecho de audiencia. Incluso, en unos días se presentarán cambios a la circular de factoraje, a fin de que en algunas operaciones se valide la sesión de derechos, adelantó Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En entrevista con El Economista, el supervisor del sistema financiero reveló que, de ser el caso, faltaría someter la infracción a la Junta de Gobierno de la CNBV, proceso que aplica para aquellos montos que rebasan los 6.5 millones de pesos, “lo que alargaría el trámite un poco más”.

Aclaró que la sanción a Banamex se liga a la falta de controles en el banco. “y no a si alguien se robó dinero porque ésa no es nuestra competencia”. Como una de las lecciones de Oceanografía, la dependencia modificará la circular de factoraje, que se encuentra en revisión con el sector y en los próximos días se presentará a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer).

Los ajustes que propone la CNBV consisten en que haya responsables en todos los procesos de factoraje, es decir, que en algunos casos los intermediarios estén obligados a validar “tramos” de la sesión de derechos.

“Cuando hacen una sesión de derechos, tal y como ocurrió con Oceanografía, el banco recibe un papel en donde se deja en garantía el documento, pero resulta que algunos de éstos no eran buenos (…) y ahí se gestó el fraude porque se presentaron facturas a Banamex, éste dio el dinero y al final no existió la fuente de pago, porque eran falsas”.

En consecuencia, dijo, lo que queremos es que haya más garantías sobre este tipo de instrumentos, en los cuales se basa la recuperación.

Para Jaime González, otra de las conclusiones que dejó Oceanografía es que hacen falta más controles en los bancos.

BICENTENARIO, LA GRAN LECCIÓN

El presidente de la CNBV destacó que no sólo Oceanografía dejó lecciones sino también Bicentenario (a quien le quitaron la autorización), ya que no es fácil operar un banco.

En la Comisión, afirmó Jaime González, seguimos de cerca el desarrollo de los bancos pequeños “y de algunos en lo particular, ya que los intermediarios chicos o son muy eficientes o tienen un nicho de mercado específico (…) y si eso no ocurre entran en problemas”.

Y por eso la CNBV vigila de manera permanente y se allega de información de cada una de las instituciones; además, “estamos en contacto con las administraciones de las instituciones para evaluar cómo avanzan sus planes de negocio originales”.

Recordó que Bicentenario proviene de la transformación de una unión de crédito exitosa, pero no es lo mismo operar este tipo de entidades a una institución financiera “y menos ahora, con las nuevas disposiciones internacionales de Basilea”.

Además, la forma en la que se origina y otorga el crédito y se constituyen las reservas es más compleja y difícil en los bancos, ya que en las uniones de crédito no necesariamente se intermedian los recursos de otros, porque casi todos son socios, mientras que en los bancos es el dinero de un tercero que nadie conoce.

“Y ahora nosotros tenemos que ver que aquéllos que busquen operar un banco cumplan y entiendan esa parte, aunque los análisis que hacen las autoridades financieras son muy rigurosos y tardan varios meses, eso no quiere decir que (la institución)no vaya a quebrar”.

El presidente de la CNBV explicó que cuando se tiene un banco nuevo es necesario tener los canales o los recursos necesarios para fondear los créditos “y ahí se requiere tener el capital suficiente, la captación o el fondeo”.

González Aguadé expuso que más que una lección para las autoridades, lo que ocurrió con Bicentenario es para los que quieren poner un banco; “que piensen bien antes de pedir una licencia”.

El presidente de la CNBV reconoció que en la actualidad hay acercamientos de diferentes inversionistas, quienes tienen intención de operar una institución bancaria.

“Y si bien es cierto que hay muchos que se acercan, no necesariamente todos concluyen el trámite o presentan la solicitud de manera formal”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s